Aleia

Canto de luz y frecuencias de semillas estelares

Canada

Reseña personal/profesional

Aleia pertenece a un sonido musical holográfico inteligente que genera ondas cerebrales expansivas para sanar y armonizar. Las ondas vibratorias de la voz y música de Aleia crean imágenes holográficas, geométricas perfectas que activan los dos hemisferios cerebrales. Esta cualidad solo ha sido encontrada en ciertos compositores clásicos entre ellos Mozart y Hendel. La mayoría de la música moderna no posee la vibración holográfica armónica.

Concepto creado por Aleia y Pablo Arellano compositor reconocido por su profundidad y experiencia en sonido sanador-terapéutico. Sus múltiples composiciones se han caracterizado por su toque expansivo.

La particularidad de dicha voz y música fueron probadas por un conocido científico norteamericano Dr. Eldon Taylor quien junto con su esposa, crearon un equipo computarizado único capaz de captar las ondas sonoras, su frecuencia y vibración. Este aparato logra proyectar dichas frecuencias en en forma de imágenes. El Dr Taylor encontró un hecho que no es comun, que esta música y voz produce mandalas o figuras geométricas perfectas que increíblemente estimulan ciertas áreas de los dos hemisferios cerebrales simultáneamente. Significa que dicha música es altamente sanadora, excelente para estudiar, trabajar, armonizar , relajar y producir endorfinas.

La musicoterapia más efectiva se logra cuando el estado interior de quien la compone, ejecuta y/o interpreta, se encuentra en armonía y reconexión hacia una mayor paz y equilibrio. Realizar música de tal naturaleza implica tener intensión y enfoque hacia esta dirección.

El cantante y compositor funcionan como amplificadores de su propia vibración sonora de voz y sentimiento, a mayor congruencia y armonía en su vida, mayor sanción para el receptor. La precisa selección de los instrumentos, el tipo de música y el toque rítmico son elementos claves; pero más aún, como se menciona, lo es la intensión y el sentimiento del compositor ya que de ello depende la capacidad de transmisión para envolver al oyente en un campo vibratorio armónico. Una parte del compositor mismo será dirigida, repartida, plasmada y amplificada hacia el escucha.